Preguntas frecuentes sobre piscinas naturales

No dudes en consultarnos cualquier otra duda que tengas sobre piscinas naturales, ecológicas o biopiscinas. Te atenderemos encantados.

Las hay desde muy pequeñas para refrescarse después de la sauna, hasta municipales de mil metros y más grandes. Lo ideal sería contar con al menos 25 m.

Estas larvas van a ser depredadas por sus enemigos naturales como libélulas, ranas o peces y en muy corto tiempo, además al no ser agua estanca como en una piscina convencional, si no en movimiento, la piscina natural quedará libre de mosquitos.

Se aconseja no tener peces, aunque se podrían poner para acelerar el proceso inicial. Las ranas, si vienen, vienen solas y se quedan en la zona de regeneración y alrededores del estanque, no en la zona de baño.

Se llena una vez y sólo hay que rellenar el agua que se evapora. Sobre todo en verano y en días calurosos. Con fuerte viento y dependiendo de la dimensión, la evaporación puede llegar hasta 4cm.

El agua se regenera con las plantas en la zona de regeneración. Según el tipo de piscina natural, se usa una bomba que absorbe el agua de la zona de baño, las plantas la depuran y la devuelven a la zona de baño con circulación mediante pequeños arroyos por ejemplo.

Las plantas aguantan sin ningún problema el invierno. En otoño pierden las hojas o se quedan secas y en primavera vuelven a florecer y brotar. Realmente la época más hermosa es la primavera.

Al principio, el agua puede ponerse verde debido a las algas que, una vez regulado el agua se queda transparente. Aunque últimamente no estamos teniendo ninguna piscina que pase por este proceso. Al sobredimensionar nuestras piscinas con plantas, estas actúan desde el primer momento dejando el agua lista para su baño desde el primer día.

En verano, en los días calurosos, hay que rellenar la piscina para que las plantas de los bordes sigan recibiendo su aporte de agua.

En otoño es necesario recoger las hojas secas que caigan al agua. Para esto se puede adquirir una red especial para piscinas naturales, aunque estéticamente nos rompe un poco la visión. En invierno existe el problema de congelación y las nevadas. Este problema se puede atajar con un pequeño rompehielos.

Puedes, aunque el agua en las piscinas naturales suele ser menos frías que las piscinas clásicas, puesto que la zona de regeneración al no ser muy profunda actúa como un colector solar pasivo.

Normalmente una piscina natural no atrae especies que no estuviesen ya en la zona. Podrías encontrar, en todo caso, alguna en la zona de regeneración (entre las plantas), pero es muy raro que entren en la zona de baño, porque huyen del  ruido y el movimiento. La zona de regeneración puede realizarse en un vaso independiente para evitar su aparición.

Por supuesto. Casi cualquier  piscina química clásica puede convertirse en una preciosa piscina natural.

Para ello, se elimina el cloro y, o bien se añade la zona de regeneración donde irán las plantas que se ocuparán de la depuración natural del agua dentro de tu piscina o se añade fuera a su lado.